La doble reestructuración del Atlético de Madrid | Fútbol | Deportes

A mitad de curso, el Atlético de Madrid ha afrontado una doble reestructuración que afecta al organigrama del club y al plantel. Los despachos se han agitado con los nombramientos de Carlos Bucero como director general de fútbol y Óscar Mayo de ingresos y operaciones, a la vez que se han iniciado una serie de movimientos de mercado que afectarán a la plantilla.

El crecimiento del Atlético en los últimos años y las obligaciones del consejero delegado Miguel Ángel Gil Marín han propiciado el nuevo diseño de gobernanza de la entidad. Gil Marín, además de dirigir el club, es vicepresidente primero de LaLiga, miembro del comité ejecutivo de la Asociación Europea de Clubes (ECA) y en febrero entrará a formar parte del de la UEFA. Los proyectos del Atlético con sendos clubes en México (San Luis) y Canadá (Ottawa) también forman parte de la cargada agenda de Gil Marín. “La llegada de Carlos [Bucero] y Óscar [Mayo] viene a reforzar las dos áreas verticales fundamentales del club, el área de Fútbol y el área de Ingresos y Operaciones, y tiene un doble objetivo: por un lado me va a permitir dar un paso a un lado en la gestión de determinadas áreas del club para poder cumplir con mis compromisos en los diferentes cargos que ocupo, pero, sobre todo, nos va a ayudar a potenciar el trabajo de los equipos actuales para garantizar que sigamos creciendo”, ha manifestado Gil Marín en la web del club. Este pretende que sean estos dos ejecutivos los que reporten directamente con él sobre el funcionamiento de las áreas que quedan ligadas a sus respectivos cargos.

Bajo el control de Bucero (50 años) quedarán la dirección deportiva, liderada por Andrea Berta, responsable del primer equipo y de los equipos pre élite; el área de fútbol femenino que dirige Lola Romero y la Academia del club que está bajo la dirección de Emilio Gutiérrez. Bucero procede del mundo de la representación, donde fue un colaborador habitual de Jorge Mendes en el mercado español. También fue adjunto a Pedja Mijatovic cuando este ocupó la dirección deportiva del Real Madrid durante tres años. Para el puesto de Bucero sonó con fuerza durante los últimos meses de 2023 el nombre de Mateu Alemany. Se llegó a dar por hecha su incorporación al Atlético, pero finalmente no llegó a un acuerdo con Gil Marín. En el caso de Alemany, la figura de Andrea Berta podía sentirse amenazada. El encaje con Bucero también está por ver.

Óscar Mayo (34 años) procede de LaLiga, donde ocupaba el cargo de director ejecutivo general. Está considerado uno de los jóvenes ejecutivos con más proyección del fútbol español hasta el punto que llegó a ser señalado como un hipotético relevo de Javier Tebas cuando este abandone la patronal. Otra incorporación clave es la de Jesús Vicente para el área de la nueva Ciudad del Deporte, que se construirá en los aledaños del Metropolitano.

Si el organigrama de dirección se ha agitado, también hay movimiento en el plantel. El meta croata Ivo Grbic se marchará al Sheffied United cansado de su papel de eterno suplente de Jan Oblak, Javi Galán se va cedido a la Real Sociedad y el turco Söyüncü también se ha buscado minutos con su cesión al Fenerbahçe. Tanto el lateral izquierdo como el central fueron dos de los refuerzos del último verano. Nunca llenaron el ojo de Diego Pablo Simeone. Ni uno ni otro han logrado convencer al preparador argentino en las pocas oportunidades que este les ha concedido.

La otra salida probable es la de Ángel Correa, con una suculenta oferta del Al-Hilal. La salida del atacante argentino depende del traspaso que esté dispuesto a pagar el vigente campeón saudí. “No necesitamos una megaoferta, pero sí convincente”, deslizan desde el club. Recaudar entre 15 y 20 de millones de euros por Correa puede ser la clave para que Simeone fiche el centrocampista que viene reclamando desde el verano. Prefiere un cinco, pero tampoco le importaría un interior. El Cholo ya le ha dado el visto bueno al meta rumano Moldovan, que ya ha pasado reconocimiento médico y en las próximas horas se espera la llegada del atacante Moise Kean, cedido por la Juventus de Turín hasta final de temporada.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *