Giannis Antetokounmpo vuela en la NBA con 64 puntos… y se queda sin el balón | Baloncesto | Deportes

En la NBA de los récords, Giannis Antetokounmpo ha dejado otro registro para la enciclopedia: 64 puntos en la victoria de su equipo, los Milwaukee Bucks, ante los Indiana Pacers por 140-126. El ala-pívot griego se hinchó con una serie de 20 aciertos en 25 lanzamientos de dos y 24 de 32 en los tiros libres, a pesar de que falló los tres triples que intentó. Anteto adornó la estadística con 14 rebotes, tres asistencias, cuatro robos y un tapón. Y no solo superó la mejor anotación de su carrera en la Liga estadounidense (siempre en la misma franquicia, desde 2013), cifrada hasta ahora en los 55 puntos que en enero pasado endosó a los Wizards, sino que es también el récord realizador de un jugador de los Bucks en su historia. Atrás quedan ya los 57 de Michael Redd a los Jazz en 2006.

Los Pacers acabaron desquiciados ante el arsenal ofensivo de Antetokounmpo, hasta el punto de que una dura falta de Aaron Nesmith sobre el griego, de origen nigeriano, a falta de 10 minutos para el final del partido desembocó en una pelea entre jugadores de los dos conjuntos. También acabó muy enfadado Anteto porque no logró llevarse el balón cuando acabó el encuentro como recuerdo y para regalárselo a su madre. Según el equipo de Milwaukee, la pelota se la quedó el cuerpo técnico de los Pacers, lo que provocó la ira de Anteto y un enfrentamiento en la pista durante varios minutos. Así lo confirmó Rick Carlisle, entrenador de Indiana: “Hubo un malentendido. Fue el primer punto oficial en la NBA de Oscar Tshiebwe, por lo que siempre nos llevamos el balón del partido. No estábamos pensando en el récord de la franquicia de Giannis, así que cogimos el balón. Un par de minutos más tarde, varios de sus jugadores terminaron en nuestro pasillo, y hubo una gran pelea. No creo que haya habido ningún puñetazo, pero uno de sus jugadores le dio un codazo a mi director general en las costillas”.

Pese a la espectacularidad de la marca, los 64 puntos de Anteto no entran en el grupo de las 25 mayores de la NBA en la historia, un listado que encabezan los siderales 100 puntos de Wilt Chamberlain con Philadelphia ante los Knicks en 1962 y que continúan los 82 de Kobe Bryant con los Lakers a Toronto en 2006. Hasta en otras 11 ocasiones un jugador ha igualado o superado la barrera de los 70 puntos. Entre esas 25 mejores marcas de todos los tiempos, 15 tienen la firma de Chamberlain. El griego, eso sí, se unió al mismo Chamberlain (en cuatro ocasiones), Karl Malone, David Thompson y Damian Lillard como los únicos en alcanzar ese tope anotador con al menos un 70% de acierto en tiros de campo (un 71,3% para la estrella de los Bucks). “Es un gran sentimiento. Es una gran sensación. Trato de jugar al baloncesto de la manera correcta. Intento jugar para ganar, intento jugar para ayudar a mis compañeros a ser grandes, pero al final del día, poder romper este récord frente a los aficionados aquí, en este pabellón, también es una gran sensación”, comentó el protagonista.

Anteto, de 29 años y 2,11m, fue nombrado el MVP de la temporada regular de la NBA dos cursos seguidos, en 2019 y 2020, y antes de de dar paso en ese galardón a Nikola Jokic y a Joel Embiid la temporada pasada. En 2021 se coronó en la meca del baloncesto como el ganador del anillo con los Bucks y como el MVP de las finales (50 puntos y 14 rebotes en el duelo decisivo contra Phoenix).

Junto a la temporada en la NBA, el griego tiene por delante el reto de clasificarse con su selección para los Juegos de París 2024. Grecia será anfitriona de uno de los cuatro torneos preolímpicos, y el sorteo deparó que en su grupo se vaya a enfrentar en julio a la Eslovenia de Luka Doncic. Es decir, una de las dos grandes estrellas no estará en los Juegos.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *