Galaxy S24: Samsung le aplica un baño de IA a su gama alta | Tecnología

Para conocer mejor las nuevas capacidades del Galaxy S24 basta con hacer una llamada. Desde las oficinas de Madrid de Samsung, este diario realiza una llamada a un empleado coreano de la compañía. Antes de empezar a hablar, activamos en el dispositivo la traducción simultánea. Y cuando el interlocutor contesta en coreano, una voz sintética dice “hola” al tiempo que la palabra aparece escrita en la pantalla. Él habla en coreano y el teléfono nos lo traduce al español en tiempo real. Al otro lado de las ondas, nuestro español le llega en coreano al interlocutor.

La prueba tiene como objetivo que el usuario pueda entender a otra persona con la que no comparte idioma, por ejemplo en una llamada en el extranjero a un establecimiento o a un servicio local. Es una de las funcionalidades que permite la inteligencia artificial (IA) en la nueva serie de gama alta Galaxy S24 que lanza hoy Samsung. Coincidiendo con la avalancha de inteligencia artificial generativa, la compañía se ha propuesto introducir este tipo de tecnología en su nueva serie de forma integral. Suma funciones de traducción simultánea, pero también edición automática de fotografías, generación de imágenes (al estilo Dall-E, la herramienta de OpenAI) o síntesis de textos para enviar por corre electrónico. Estará disponible el 31 de enero, y hasta entonces, en precompra.

En la línea de anteriores generaciones, la compañía lanza tres dispositivos: Galaxy S24, S24 Plus y S24 Ultra. Esta última versión, la de mayores prestaciones, monta un chip Snapdragon 8 Gen 3, tiene 12 GB de RAM y hasta 1 TB de almacenamiento. Su pantalla de 6,8 pulgadas es QHD+ y la cámara consta de cinco sensores, el principal de ellos, de 200 megapíxeles. Los Galaxy S24 salen a la venta en un rango de precios que va de los 909 euros para la versión más básica, el S24 con 128 GB de almacenamiento, a los 1.819 euros que cuesta el S24 Ultra con 1TB de capacidad.

Las pantallas de los dos hermanos menores de la serie aumentan de tamaño. La del S24 es de 6,2 pulgadas y la del S24 Plus, de 6,7 pulgadas, ambas con una tasa de refresco que iguala los 120 Hz del modelo Ultra. La versión básica de la serie cuenta con 8GB de RAM, mientras que el hermano mediano tiene 12 GB. Aunque los dos comparten la cámara, cuyo principal sensor tiene 50 megapíxeles. Por si quedaba alguna duda, todos los modelos vienen con la última versión del sistema operativo de Google, Android 14, y conectividad 5G.

Samsung, que ya había empleado en los Galaxy S23 plásticos, aluminio y cristal reciclados, incorpora ahora nuevos materiales con una segunda vida. En las tripas de los S24 hay acero y poliuretano reciclados, así como neodimio y cobalto, este último en la batería y los altavoces.

Pero el hardware solo es la mitad de la historia, sobre todo cuando desde hace años los fabricantes se exprimen por introducir mejoras en sus dispositivos sin alcanzar los saltos cualitativos que conseguían anteriormente.

Una conversación traducida automáticamente del español al coreano, y viceversa, en el nuevo Samsung Galaxy S24.

Con la serie Galaxy S24 Samsung ha apostado por la IA para diferenciarlo de la competencia. Si tomamos cada funcionalidad por separado, no hay nada nuevo que los más cafeteros de la tecnología no hayan visto en el último año. Pero la compañía integra en sus dispositivos la inteligencia artificial generativa como factor vertebrador, haciendo que funcione de forma nativa en diferentes aplicaciones. Es una novedad llamada a convertirse en tendencia, dado el habitual trasvase de funcionalidades que tiene lugar de la gama alta a la media con el paso del tiempo.

Galaxy AI, como vertebradora del S24

A la inteligencia artificial del S24, Samsung la ha llamado Galaxy AI. Se trata de una tecnología compuesta por desarrollos propios de la firma y otros que se han llevado a cabo con socios como Google o Microsoft. Uno de los que más llama la atención es ‘Circle to Search’ (hacer un círculo para buscar), que precisamente parte de una colaboración con Google.

Gracias a esta función, el usuario puede seleccionar un objeto de la pantalla con el dedo, envolviéndolo con un trazo circular. Pueden ser unas zapatillas de una imagen o un animal que aparece en un vídeo. En cualquier momento se puede pausar la pantalla y usar esta opción. La IA aísla el objeto, lo busca en Google y ofrece información al usuario. Podrá decirle qué modelo y marca de zapatillas son o a qué especie pertenece el animal. Galaxy AI también lleva a cabo funciones de traducción simultánea en WhatsApp. Dos personas podrán chatear en sus respectivos idiomas y a cada uno le llegará una traducción, acompañada del mensaje original. Algo que podrá activarse también en Gmail y en otros servicios de correo electrónico. Esto cumple con el objetivo de facilitar comunicación, aunque las traducciones con IA pueden contener imprecisiones e incoherencias.

Funcionalidad que han desarrollado Samsung y Google para los S24.SAMSUNG

La IA de los Samsung Galaxy S24 también ofrece atajos de productividad. Puede resumir un artículo que el usuario visite en Internet, transcribir una grabación de audio o pasar a texto digital unas notas manuscritas, así como tomar esa información y organizarla para su posterior envío por email.

Samsung también ha inyectado la dosis correspondiente de IA en el apartado de fotografía. El usuario puede encontrar sugerencias para la edición de una foto deslizando el dedo hacia arriba. El dispositivo le ofrecerá las mejores opciones, ya sea borrar reflejos, si la imagen se ha tomado a través de un cristal, o añadir un “efecto retrato”, si el sistema detecta que aparece una persona.

Además, la IA generativa del terminal es capaz de rellenar un fondo, si es necesario, o recortar un objeto de la imagen y pegarlo en otro sitio. En ese caso, también rellenará el hueco que queda en blanco.

La compañía asegura que ha implementado salvaguardas ante el empleo de la IA. A las imágenes modificadas en los dispositivos se les pondrá una marca de agua, para identificarlas. Y la inteligencia artificial del dispositivo no aprenderá de las llamadas de los usuarios ni de la información de su teléfono. Samsung afirma que entrena sus algoritmos con otro tipo de datos.

Este lanzamiento de Samsung coincide con la noticia, conocida ayer, de que Apple ha superado a la compañía coreana como primera marca de móviles por primera vez en 13 años. La empresa confía en que buques insignia como este animen sus ventas este año.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *