Amazon bloquea las reseñas del nuevo libro de Pedro Sánchez por la avalancha de troleos | Tecnología

El portal de ventas online Amazon ha decidido cerrar los comentarios al último libro del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Según fuentes del sector, la empresa tomó la decisión ante la avalancha de contenidos publicados en la web, al juzgar que generan polarización y no hacen referencia al producto en venta. Las mismas fuentes aseguran que es una práctica habitual en las grandes webs de comercio online, y que lo normal es que se vuelvan a abrir los comentarios “pasado un tiempo”.

Titulado Tierra firme y publicado por Península, el volumen, que el autor presentó ayer, es una “crónica personal” de la última legislatura. “En los cuatro años transcurridos desde Manual de resistencia, Pedro Sánchez ha formado el primer Gobierno de coalición de la historia reciente de España, ha liderado el país durante una pandemia, una guerra en Ucrania y sus consecuencias económicas en toda Europa, y ha lidiado con otras muchas crisis, como la erupción de un volcán en La Palma”, dice el resumen del libro en Amazon.

Los comentarios que se pueden ver un poco más abajo, sin embargo, poco tienen que ver con ese contenido. “Ridículo”, “Comentarios ególatras y de mal gusto”, “Prepotente como él”, “Antiliteratura en estado puro” o “Vergüenza ajena” son los títulos de algunas de las primeras reseñas que se muestran.

“Las reseñas de los clientes de Amazon están diseñadas para ayudar a los clientes a tomar decisiones de compra y deben reflejar la experiencia real del cliente con el producto o servicio adquirido”, señala el gigante tecnológico en un comunicado. “En Amazon eliminamos las reseñas que violan esas pautas y, en algunos casos, limitamos o suprimimos reseñas para proteger la integridad de las reseñas de los clientes”.

Empresas como Amazon cuentan con equipos que analizan los comentarios de los productos ofertados para que, entre otras cosas, no se cuele contenido ilegal. Se suelen hacer análisis que dan preferencia a las reseñas de compradores verificados, para que la web ofrezca una experiencia de cliente adecuada.

Cuando se detecta que la correlación entre la fecha de publicación del producto en la web y el número de comentarios es inusualmente alta, como ha sucedido con el libro de Sánchez, se estudia el producto. La idea, aseguran fuentes del sector, es que los comentarios animen o no a la compra, pero que no sirvan como plataforma para debates ajenos a este. Hay casos excepcionales en los que se decide cerrar los comentarios. Pasó, por ejemplo, hace dos años con un libro sobre la covid que fue inundado de comentarios negativos por antivacunas.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *